Pasar al contenido principal
Museo Mitre

Bartolomé Mitre también fue un poeta

Con motivo del Día Mundial de la Poesía, aprovechamos para sacar a la luz el vínculo estrecho que tenía Mitre con este género literario.

En 1998, la UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura) propuso que, cada 21 de marzo, se celebrara el Día Mundial de la Poesía con el propósito de consagrar la palabra esencial y la reflexión sobre nuestro tiempo.

Además de político, traductor, militar y periodista, Mitre también fue un poeta. Su poesía fue "claramente romántica, comprometida con la lucha política (la de la Independencia y la de los proscriptos, que para él guardaban neta continuidad), pero también dispuesta a detenerse en un lirismo intimista ("Poesías familiares") o en la evocación de la vida en la campaña bonaerense", tal como indica una nota en el diario que él mismo fundó en 1870. Tanto disfrutaba escribir y leer poesía, que llegó a dedicarle un crítico ensayo a Sarmiento por considerar "inútil" este género literario.

Mitre se preocupó también por preservar su poesía, casi toda escrita durante su juventud. Compilada bajo el título de Rimas, alcanzó tres ediciones en vida de su autor (1854, 1876, 1891).

Para ejemplificar su particular estilo, podemos citar la poesía En un álbum, compuesta por Mitre en 1852:

Que a cada hoja del álbum de tu vida

que desdoble la mano del destino,

al seguir los inviernos su camino,

las primaveras queden en tu sien;

y así, que en cada año que transcurra

añadas una flor a tu guirnalda,

y que cruzando prados de esmeralda,

llegues hasta la puerta del Edén.

En 1941 se publicó la conferencia de Héctor Pedro Blomberg tiulada "Mitre poeta", que indaga sobre la faceta poética de Bartolomé Mitre. En ella, señala: La generación de ahora no debía olvidar aquella poesía lejana, impregnada de los sentimientos más nobles y elevados del corazón humano, la poesía de Mitre, que, aun imperfecta en la forma algunas veces, contiene acentos que despiertan un eco en la posteridad, y habla siempre de todo aquello que levanta al hombre de su propio barro y lo envuelve en el resplandor de su propia grandeza".